Arcos 05_entorno_13_m
Arcos 05_entorno_02_m
Arcos 05_entorno_12_m
Arcos 05_entorno_14_m
Arcos 05_entorno_04_m
Arcos 05_entorno_10_m
Arcos 05_entorno_01_m

Innumerables excursiones esperan al caminante. Los pueblos blancos, sumamente pintorescos y enfilados en la Sierra, comienzan en Arcos. Paisajes encalados y buenos productos artesanales.

Arcos de la Frontera

Cuna e inspiración de poetas Arcos merece múltiples paseos.

El nombre de la Frontera se debe a que desde el siglo XIII cuando fue conquistada a los moros hasta finales del XV, cuando se rindió el reino musulmán de Granada, éste fue un territorio fronterizo sometido a multiples escaramuzas entre moros y cristianos.

Arcos sobre la peña

Su antiguo casco monumental, encaramado sobre una peña con dos vertientes trazada por el río Guadalete, es especialmente seductor.

Arcos, con su impronta romana, su herencia árabe y se esplendor dieciochesco es aún hoy una viva referencia de su pasado, en la arquitectura y en sus tradiciones.

Excursiones desde Arcos

Pero la atalaya privilegiada que es La Casa Grande no sólo invita al reposo y a los paseos por las callejuelas de Arcos. Desde aquí se pueden organizar excursiones a la Sierra, la costa o ciudades míticas como Cádiz, Sevilla, Ronda o Jerez.

Semana Santa. Saliendo de Santa María

Por la devoción con que los vecinos participan en las distintas procesiones y las bellas estampas de los ‘pasos’ al recorrer las calles blancas, estrechas y empinadas, la semana santa de Arcos de la Frontera tiene un interés relevante.

Ronda y Sevilla

Ronda, empinada sobre un Tajo impresionante, atesora la plaza de toros más antigua y múltiples vestigios árabes, palacios y seductores rincones. Está a una hora de camino.

Sevilla alberga en sus calles, sus patios, sus iglesias y su forma de vivir, las esencias de la elegancia y del barroco. Nunca defrauda. A una hora y cuarto de distancia.

El castillo de Matrera

Los parques naturales de Grazalema y de los Alcornocales se encuentran a media hora de distancia. Son parajes de enorme belleza con una reserva en bosques singulares como el de pinsapo (el pinsapar) o el de alcornoques que llega casi hasta el mar. La flora y la fauna son de gran riqueza.

La Costa de la Luz, cerca del estrecho con Africa al fondo

En la costa todavía se encuentran plácidas playas y se ofrece además el aliciente de puertos pesqueros – donde se puede saborear un buen pescado- y ciudades con hermosos edificios antiguos: Cádiz, Sanlúcar de Barrameda, El Puerto de Santamaría, Conil, Chipiona, Barbate o Tarifa.

Una bodega familiar en Jerez.

Jerez, Sanlúcar y El Puerto de Santamaría son la cuna del vino de Jerez. Fino, manzanilla, amontillado y oloroso son las principales variedades de estos vinos cuya proyección internacional es notable desde el Renacimiento.

Caballistas en la feria de Arcos

Las ferias que se celebran en primavera en Sevilla, Jerez, el Puerto o Sanlúcar constituyen otro atractivo que tiene como centro el caballo, el vino, el cante y el baile. Y también a tener en cuenta la feria de Arcos a finales de septiembre.