Saltear al contenido principal

comiendo por ahí ( en invierno)

choco frito en La Cantina del TitiHace unas semanas vino mi querida Argi a pasar unos días en La Casa Grande. Con Leandro, su pareja, estuvimos paseando y comiendo en algunos de los sitos que más nos gustan en los…

¡esto es carnaval!

mi amiga Ana ha estado demasiado en la playabuscando espárragos se pueden encontrar amigosEl carnaval en Cádiz, es mucho carnaval. En la ciudad, claro está, pero también en la mayoría de los pueblos. En Arcos, hay una tradición arraigada. Durante…

¡¡allá vamos!!

foto de Estrella Serrano ...para ti que tienes, lejos de  discursos y divergencias,la cabeza apoyada en una almohada de nubes azules.Li PoEn una de las mejores historias de Las mil y una noches, Maruf el Zapatero se encontró imaginando su fabulosa caravana…

Ayer por la tarde…

Los días de septiembre suelen tener una transparencia singular desde La Casa Grande. Ayer gozamos de un plácido atardecer. Estas son algunas imágenes que queremos compartir con vosotros.Jazmín acaba de subir el esterónAurelia no tiene vértigoAurelia descansaEl castillo con  su…

premio de fotografía, Arcos, paisaje humano

Juan Mariscal. camino se hace al andar. 1er premioEl ganador del premio de fotografía La Casa Grande, de este año, ha sido Juan Mariscal con camino se hace al andar.El segundo premio correspondió a Estrella Serrano  con setitulacuatro. En esta edición…

sol de otoño y carne de membrillo

a la primera parte del desayuno, con el cuenco del membrillo al centro, le falta todavía el yogurt, el café o té, el pan....Cada año, en octubre, compro granadas y membrillos ( de Antonio, nuestro verdulero ecológico de Prado del…

la felicidad de las cabras

Daniela es una mujer suiza que  hace unos veinte años se enamoró de una hermosa finca en Prado del Rey, a los pies de la sierra del Pinar, y se instaló en ella con su pareja en aquel entonces. Le recordaba los…

Estar bien, bien estar

Grace Duarte colabora desde hace 10 años con La Casa Grande dando masajes y procurando bienestar a los clientes que solicitan la atención de unas manos estupendas ( que se mueven impulsadas por un corazón  todavía más estupendo). Hace poco…

Blanco

Cuando empecé a vivir en La Casa Grande pasaba largos ratos contemplando los muros encalados. Se transformaban según la luz en archipiélagos o superficies de planetas ignotos y eran especialmente fascinantes de noche. Arrugas hermosas en la piel de la…

Volver arriba