Saltear al contenido principal

semana santa (1)

dos penitentes del «prendi». Todas las fotos son de Juan Mariscal
Estamos a mitad de la semana santa y de momento han salido todas las procesiones. Estos días es fiesta grande en Arcos. La gente sale a la calle, espera paciente horas para ver «los santos», aprovecha para saludar a amigos y conocidos, compartir unas copitas con los allegados y, sobretodo, con aquellos a los que se ve de tanto en tanto. Más allá del sentimiento religioso, estos días son una oportunidad para reencontrarse con las queridas calles del pueblo, recorrerlas a pie, emocionarse con un quiebro de luces, unos sonidos, unos redobles de tambores y quejidos de cornetas, unos aromas. Es un sentir cómo rebrotan tantas energías, tantas memorias e ilusiones compartidas. Y todo esto es hermoso. Es el suspense cotidiano avizorando el cielo, recabando pronósticos de chaparrones, de si la hermandad saldrá, volverá a entrar en su iglesia después de completar su recorrido o lo hará a la mitad de camino con los costaleros corriendo, paso al hombro, bajo la lluvia o la amenaza de lluvia. Pone una vez más al hombre y sus quehaceres a los pies de la naturaleza, porque la tecnología -¡gracias a Dios!- no puede programar los chubascos primaverales. Un pequeño ejercicio de humildad. Estas son las fotos de Juan Mariscal de las procesiones de » La borriquita«, «El prendimiento«, » Las tres caídas» y «San Antonio«. Todos los nombres de las hermandades son «vulgo» porque los nombres oficiales son larguísimos y confusos.
el paso de La Borriquita
costaleras
el Cristo prendido mientras oraba en el huerto
a la salida de Santa María
un penitente de Las tres caídas en la calle Nueva
 penitentes de Las tres caídas 
un momento de descanso para los costaleros
los querubines saludan a los fieles
la virgen que cierra los pasos de la hermandad de san Antonio
el paso de san Antonio
el Cristo de la hermandad de san Antonio
los populares armaos de san Antonio
cruzando puerta Matrera
desfilando por las Callejas

Volver arriba