Flores en la Frontera

03
Nuria Vidal, escritora, crítica de cine y una muy buena amiga que se ha encargado de la coordinación del libro Flores en la Frontera, ha escrito esta reseña de la presentación.
Flores en (Arcos de) la Frontera
El viernes de la semana pasada, 15 de febrero, un día después de San Valentín, fue un viernes muy especial. Se cerraba un ciclo y se cumplía un deseo. Esa tarde, luminosa, azul y fría, se presentó el libro Flores en la Frontera en su lugar de nacimiento, la ciudad de Arcos de la Frontera. El deseo era ese, llevar el libro acabado al lugar donde empezó su andadura hace dos años; el ciclo era ese también, cerrar el círculo desde las fotos que Elena Posa tomó en las mañanas del verano de 2017, que Ramon Herreros convirtió en preciosas acuarelas dibujadas con paciencia y amor durante el invierno y que Alejandra Varela convirtió en un libro que es una pequeña joya. Todo ese trabajo, impulsado desde La Casa Grande de Arcos de la Frontera, se concentró en una emocionante presentación que daba paso a la inauguración de la exposición de los dibujos originales de Ramon Herreros en el patio del Palacio del Mayorazgo.
¿Por qué fue emocionante? Por el lugar. La pequeña capilla gótica de la Misericordia, erigida encima de la sinagoga, frontera entre religiones, frontera entre arquitecturas, frontera entre lenguajes y personas, acogió las palabras de Daniel García Delegado de Cultura del Ayuntamiento de Arcos que agradeció el trabajo que hace Elena Posa en la ciudad desde su magnífico hotel, La Casa Grande y muy especialmente la edición de este libro único. El pintor Ramon Herreros visiblemente emocionado por estar en Arcos, donde nació el proyecto del herbario, reconoció la importancia de las plantas y las flores en la vida y en su trabajo. Por último Elena Posa, explicó el proceso del libro, la colaboración con Ramon y con todos los que han participado en su edición, entre ellos Estrella Serrano y Pepa Caro que leyeron sus textos en una nueva frontera, la de la palabra callada de lo escrito y la palabra escuchada de lo leído en voz alta. El acto acabó con la lectura de una cita de Goethe reproducida en el libro, que resume muy bien el sentir de Flores en la Frontera: “Si yo pinto mi perro exactamente como es, naturalmente tendré dos perros, pero no una obra de arte”. Flores en la frontera es una obra de arte. Como pudieron comprobar los asistentes al acto cuando se desplazaron al cercano Palacio del Mayorazgo donde se podían ver las acuarelas originales de las flores del libro en una exposición que, sobre todo a la luz del día, con el sol entrando en el patio, aumenta toda la belleza de estas flores que son de Arcos y son de Ramon Herreros. O mejor dicho, son de todos.
Nuria Vidal
Fotos cedidas por Nuria Vidal, Pepa Caro y Manolo Gutiérrez