¡buenos días!

 Acostumbro a despertarme temprano y el pueblo tiene otra luz y otro palpitar a primeras horas de la mañana. Estas son algunas imágenes de Arcos, de sus cielos, de sus matices, tomadas este otoño en distintos paseos matutinos, todas antes de las 9 de la mañana. Merece la pena. La primera y la última son de hoy mismo y las únicas que están tomadas desde La Casa Grande.

transparencia de otoño
desde la barriada de La Paz
la sierra asoma por el este
antenas al amanecer
vista desde el mirador de santa Isabel
el convento de la Encarnación en el callejón de las monjas
San Juan de Dios y la Corredera
la vega esta mañana entre retazos de sueño