Estar bien, bien estar

Grace Duarte colabora desde hace 10 años con La Casa Grande dando masajes y procurando bienestar a los clientes que solicitan la atención de unas manos estupendas ( que se mueven impulsadas por un corazón  todavía más estupendo). Hace poco hemos instalado un nuevo gabinete de masaje para mejorar las condiciones de sus servicios. “Por el cuerpo se manifiestan las emociones, los pensamientos, los hábitos… y a través del masaje armonizamos la mente, los sentimientos y el cuerpo” dice. Hay diferentes técnicas  de masaje: energético, relajante, para quitar contracturas, pero todos  intentan llevar un bienestar a la persona. Ella también practica reiki e imparte clases de yoga ( mínimo dos personas ). Grace se siente plenamente partícipe del equipo de la Casa Grande: “La Casa Grande es un ente y todos vamos por el latir de ese corazón de La Casa”

Grace Duarte, una argentina de Bariloche que se afincó en Arcos

el rincón de internet está junto al gabinete de masaje y su uso se suspende durante las sesiones