cielos y aves de otoño. nuestro arco iris

Arco Iris
 “nuestro” arco iris se asoma al patio
Los cielos de otoño en Arcos suelen ser una pequeña maravilla: luces transparentes y cambiantes que se agitan en un lienzo que se enciende, se incendia y se ensombrece. Un revuelo que no cesa. Este año hemos tenido algunos momentos especiales. El arco iris se asomó a saludarnos. Otra visita ha sido la del aguilucho que se posó un rato en nuestra pérgola para darnos los buenos días. El espectáculo sigue.
a la izquierda  de los nubarrones se aprecia un pequeño destello de arco iris
San Pedro lucía esta alborada…
…y simultáneamente, si te dabas la vuelta, veías como santa María se engalanaba con un arco iris
el saludo del aguilucho
el ángel rosado de la mañana