Las aves, nuestras vecinas. Avistando pájaros


Las aves, con su libertad, trazan

inmensos círculos celestes.

¿Cómo aprenden a hacerlo?

Caen y, al caer,

se les dan alas.


Una de las muchas cosas que me sedujeron de La Casa Grande, cuando la conocí, fue que, asomada a la vega desde el borde de la Peña podías ver volar los pájaros a la altura de tus ojos o bajo tus pies. En la Peña, este risco de unos 190 metros, juegan y habitan muchas aves. Ha sido un placer verlas durante años trazar, incansables, sus círculos celestes como en los citados versos de Rumi. Hasta que un día unos clientes encantadores – Ulla, Mauren y Georg- desembarcaron en la casa con un telescopio y me hicieron mirar: varios cernícalos me observaban fijamente desde la torre de san Pedro. Los pequeños halcones que hasta entonces habían sido poco más unos símbolos en movimiento pasaron a ser seres vivos, mis vecinos a los que saludé cortésmente por primera vez. De repente, algo que no había podido ver realmente aunque su silueta hubiera estado siempre ahí, para mi contento o para hilvanarme con muchas cosas, se hacía visible.


Y quise entablar relación no sólo con ellos sino con tantos pájaros, que viven o estacionan en nuestros pagos. Hay que conocer al vecindario, digo. Compré un telescopio y en La Casa Grande vamos a realizar este otoño un Taller de observación de pájaros.

Arcos de la Frontera tiene un entorno muy privilegiado en pájaros que descubriremos de la mano del ornitólogo arcense Claudio Vázquez: cernícalo primilla, martín pescador, avetorillo, calamón común, garceta común, garza real, chorlitejo chico, andarrías chico, cormorán grande, pito real, papamoscas gris y cerrojillo, abubilla, elanio azul y tantos otros. También veremos muchas rapaces terminando el periodo de migración, regresando a sus cuarteles de invierno como el aguila calzada o el halcón abejero.

El taller va a consistir en una introducción para poder identificar y conocer mejor las distintas especies de aves que se van a observar y, fundamentalmente, en salidas alrededor de Arcos- el río, la cola del pantano, el pinar de la Morla, la campiña, las lagunas …- para contemplar las aves en directo. Este erá el primero de una serie, Talleres en la Frontera, que con temas diversos se realizarán en otoño y finales de invierno en La Casa Grande y que anuciaremos en breve.


El Taller de observación de pájaros tendrá lugar en octubre los días 21 (por la tarde), 22 y 23.

Para más información llamar al 956 70 39 30 o escribir a reservas@lacasagrande.net