solsticio en amarillo


Hay un par de días entorno al solsticio de invierno en que el tiempo parece suspendido. Hoy hemos subido con la gata, Aurelia, a ver como se disipaba la niebla matutina que envolvía Arcos y la peña, como si fuera un castillo encantado.

Hemos saludado a lo limoneros luneros, que son tan fértiles, y nos hemos dejado acariciar por el sol. ¡Bienvenido invierno, tiempo de limpieza y renovación!




los últimos girones de niebla se derraman por la peña

Aurelia a media mañana vigilando los limoneros



Aurelia disfruta del último sol de la tarde